CELEBRACION DEL 60 ANIVERSARIO FUSIONANDO MUSICA, DANZA, MUSICA Y TOREO | BOLSIN TAURINO
www.bolsintaurino.com - Ciudad Rodrigo (Salamanca) - bolsin@bolsintaurino.com

CELEBRACION DEL 60 ANIVERSARIO FUSIONANDO MUSICA, DANZA, MUSICA Y TOREO

El halo del flamenco salmantino, fraguado entre los gitanos del antiguo barrio Chino, y el ambiente taurino del Campo Charro se han fusionado esta noche en Ciudad Rodrigo durante la conmemoración del sexagésimo aniversario del Bolsín Taurino Mirobrigense.

Los dirigentes de este bolsín, el certamen para noveles del toreo más antiguo del mundo, han festejado su aniversario con un recital en el que se recordara el ambiente taurino que reinó en todo el siglo XX.

La voz del gitano salmantino Emilio Salazar ha resonado en el Teatro Nuevo de Ciudad Rodrigo para recordar a toda la saga de los Farina, que tantas veces se fusionó con el arte de la tauromaquia.

Uno de los miembros del Bolsín Taurino, el folclorista José Ramón Cid, ha explicado en una entrevista  que esta efemérides “tiene que servir para mostrar la tauromaquia como una expresión cultural que alimenta a otras disciplinas, entre ellas el flamenco, la danza, la pintura, la literatura o la poesía.”

La gala ha contado además con uno de los guitarristas más afamados de Salamanca, Nano Serrano, que a sus sesenta años ha recordado algunas de sus experiencias con el mundo del toro.

Si este festival que se ha celebrado hoy en Ciudad Rodrigo es inédito, Nano Serrano ha recordado que en 1990 su guitarra y las voces del flamenco animaron en la plaza de La Glorieta de Salamanca el festival taurino de Las Hermanistas de los Pobres, donde, al son de la música, torearon el caballero portugués Joao Moura o el diestro José María Manzanares (padre).

“Las últimas experiencias donde he participado con mi guitarra en una corrida de toros han sido en Portugal, en las plazas de Vila Franca de Xira y Alcorchete”, ha evocado.

El evento, además de fusionar guitarra y cante flamenco con tauromaquia a través del toreo de salón a cargo del novillero Antonio Grande, también ha servido para apreciar la poesía y la danza inspiradas en el mundo de los toros.

La danza ha corrido a cargo de la bailaora zamorana Alicia Almeida, mientras que el rapsoda José María Sánchez ha dado voz a poesía de temática taurina de Miguel Hernández, Federico García Lorca o Rafael Alberti.

Entre el público que ha llenado el aforo, más de uno ha recordado algunos nombres propios como el guitarrista y abogado salmantino de principios del siglo XX, Pepe Motos, que sentó cátedra en este noble arte, o el de Carlos Montalvo, que, además de ganadero de lidia de la postguerra, también dejó patente sus destreza con la guitarra flamenca.

La jornada también ha servido para elogiar a esos jóvenes noveles del toreo que, lejos de aparentar ser adinerados como los espadas que ahora quieren ser figura, buscaban antaño alguna oportunidad en las fincas de bravo del Campo Charro, auspiciados por el ambiente gitanillo y flamenco que siempre les abría alguna puerta en aras de alcanzar su sueño.

La gala ha concluido con dos piezas inéditas en las que la guitarra flamenca y la bulería se han fusionado con la gaita y el tamboril charro de José Ramón Cid para interpretar dos canciones muy salmantinas, “La Chana” y “Salamanca la blanca”.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies